Supercomputadoras… Interesantes bichitos, de gran tamaño y una espeluznante capacidad de procesamiento (algunas en el orden de petafloRoadrunnerps). Se utilizan para predecir el clima, investigación de proteínas, desarrollo de combustibles y hasta simulaciones de explosiones nucleares. El sitio top500.org recopila un ranking de las 500 supercomputadoras más poderosas del planeta ordenándolas de acuerdo a su potencia de cálculo. Pero lo que nos concierne a nosotros es la relación entre estas  maravillosas máquinas y el software que se anima a hacerlas trabajar si desperdiciar un solo bit. Según el escalafón perteneciente al mes de Junio de 2009 y publicado por el proyecto top500 el 88.6% de dichas maquinitas están gobernadas por sistemas GNU/Linux, si si, por el sistema operativo libre. Es más, las 10 más poderosas utilizan sistemas basados en Linux, incluyendo a la reina, la número 1, la IBM Roadrunner, utilizada ni más ni menos que por el departamento de energía de los E.E.U.U. que consta con más de 12.000 procesadores IBM PowerXCell 8i (arquitectura utilizada en los Playstation 3) y casi 7000 procesadores AMD Opteron utilizando conexiones de fibra óptica que suman un total de 92 km de largo. En particular, esta nave corre una versión modificada Red Hat Enterprise Linux.

Un analisis total según arquitectura de SO es la siguiente, se puede observar la familia de SO, cantidad de supercomputadoras y porcentaje sobre el total.

Linux                 443                 88.60 %

Windows               5                    1.00 %

Unix                    22                     4.40 %

BSD                       1                     0.20 %

Mezla                  29                    5.80 %

No queda duda alguna de cual es el sistema dominante, las razones son obvias y una de ellas no es el costo, ya que como se podría imaginar cuando se invierten cientos de millones de dolares en estas modestas bestías nadie se va a fijar en el costo de la licencia del soft y menos si se utilizan para actividades tan críticas como las mencionadas al principio, seguramente la razón más importante sea la adaptabilidad que únicamente provee el software libre o de código abierto que permite optimizar el soft hasta en el detalle más ínfimo y adecuarlo a cualquier arquitectura e incluso a arquitecturas múltiples. Eso es todo por hoy.

Operating system Family Count Share % Rmax Sum (GF) Rpeak Sum (GF) Processor Sum
Linux 443 88.60 % 17189157 26962583 2641305
Windows 5 1.00 % 364720 461606 53120
Unix 22 4.40 % 1357726 1729781 110592
BSD Based 1 0.20 % 122400 131072 1280
Mixed 29 5.80 % 3573993 4386562 1298436
Totals 500 100% 22607996.30 33671604.92 4104733

Solo las personas más perceptivas a las que le explico esto del software libre me preguntan:

¿Se puede vivir de eso?

Y lo preguntan desde el punto de vista comercial, osea, alguien que se dedica a proveer servicios informáticos, ¿puede comer con este modelo?.

Al principio, es difícil entender como puede ser que, con un producto que prácticamente “se regala” (la mayoría son gratuitos) se pueda hacer dinero, incluso a mi me costó entenderlo, pero una vez que lo meditamos por unos segundos, llegamos a una más que interesante conclusión, sigan leyendo.

Planteemos un simple ejemplo.

Supongamos una pequeña localidad, cuya municipalidad cuenta con una red de 25 computadoras que se utilizan en su mayoría para tareas administrativas y que en la actualidad están todas funcionando con alguna versión pirata de Windows (en Argentina no sería algo tan disparatado) dicha municipalidad quiere “blanquear” su situación, una de las posibilidades sería la de adquirir las licencias de los Windows,  otra, sería la de contratar a alguna empresa o persona, inclusive habitantes de la misma localidad, para que se encargue de migrar el sistema informático a algún sistema operativo GNU/Linux. Analicemos juntos la segunda posibilidad, con sus pros y sus contras,

Pros

  1. Los costos se reducen considerablemente (no pagamos las licencias!).
  2. El rendimiento de los equipos aumenta ya que los requisitos de hardware, en general, son menores.
  3. La seguridad de la red y de los hosts se incrementa de manera considerable.
  4. La inversión realizada podría quedar en manos de personas de la misma localidad y no se la llevaría una “gran empresa del norte”.
  5. A su vez, el mantenimiento y servicio técnico quedaría a cargo de estas mismas personas con lo cual generarían empleos en un sector de alta especialización y valor agregado.
  6. Se podría adaptar el software de manera más específica y puntual a las necesidades de usuarios.

Contras

  1. Debe considerarse una curva de aprendizaje, para que los empleados se adapten al nuevo sistema.
  2. Puede haber dificultad en encontrar personas que nos brinden este servicio.
  3. Puede ser que algún hardware no funcione en el nuevo sistema por lo que se tendría que hacer alguna inversión en este aspecto.

En mi humilde opinión, creo que este modelo es superior en lo que respecta a la comercialización  y rentabilidad, ya que de esta forma se fomenta la creación de nuevo puestos de trabajos y de nuevas empresas abriendo un amplio abanico de posibilidades a nuestros profesionales. Además de esta manera no haremos de nuestros organismos públicos y empresas privadas, esclavos de una empresa multinacional a la hora de mantener un sistema informático.

Antes de responder esa pregunta, yo contestaría estas:

¿Por que un usuario querría pasarse a un sistema GNU/Linux?

Respuesta: Si estás cansado que tu PC sea un nido de crackers, llena de avisos publicitarios que no tenés idea de donde salen, que a los tres meses de haberle instalado el Windows tu doble núcleo se convierta en una carreta, que estés harto de los mensajes que te advierten de las ilegalidades que tienes instaladas. Entonces creo que el sistema operativo del pingüino te vendría muy bien.

¿Me conviene pasarme?

Respuesta: Si no te dedicás a actividades como jugar todo el día, trabajar con programas de CAD, y algunas cosas demasiado específicas es, según mi opinión, conveniente hacer el cambio. Para lo demás anda muy bien y algunas veces, mejor.

¿Qué necesito para pasarme?

Respuesta: Primero, una computadora, después muchas ganas de aprender, lo digo por que algunas cosas se manejan de manera distinta en “el lado oscuro” y es muy probable que debamos invertir algo de tiempo leyendo en la web (foros, etc) para que el cambio no sea muy tortuoso, hay muchas fuentes de información y muchas personas dispuestas a ayudarnos, pero hay que saber donde buscar. Creo que depende mucho de la curiosidad y algo de paciencia, el tener éxito o no al dar el paso.

¿Es muy difícil?

Respuesta: La dificultad radica más que nada en la adaptación a lo nuevo, creo que si manejas bien tú Windows no tendrías demasiados problemas. Además se cuenta con una numerosa comunidad que está muy dispuesta a ayudarnos.

Si, quiero intentarlo ¿Qué es lo primero que tengo que hacer?

Respuesta: Informarte, leer, Wikipedia y responderte algunas preguntas básicas; ¿Qué es Linux?, ¿Qué es GNU/Linux?, ¿Qué es el software libre?, ¿Qué es una distribución?, ¿Qué es un LiveCD?, luego solo tendremos que descargarnos alguna de las tantas opciones (Ubuntu sería un buen comienzo), hacemos un backup de nuestra información importante por las dudas y con un tutorial de instalación en la mano nos metemos de lleno a este nuevo sistema operativo o a un nuevo mundo si se quiere, va a ser muy interesante.

Se puede ahondar mucho más en este tema, cualquier duda, consultanos, estamos dispuestos a darte una mano.

Unas semanas atrás, un amigo de mis viejos me llamó por teléfono para pedirme que le instale una impresora y algunos programas (un editor de imágenes y una enciclopedia) que había comprado para su notebook nueva con Windows Vista.

A modo de pequeña anécdota, el me comentaba que a la hora de ir al local de informática a adquirir dicho software, quería las versiones originales, lo que causo cierta gracia en los vendedores (típicamente Argentina) por lo que, lamentablemente, tuvo que adquirir versiones piratas dicho soft.

Dicho esto, paso a comentar mi experiencia con la instalación de dichos programas. No he tratado mucho con Vista (cuestiones éticas :)), así que digamos que era terreno desconocido para mi. La notebook es de gama baja, con 1 Gib de memoria RAM, el rendimiento del sistema en general me pareció algo ajustado, pero operable, mi sorpresa fue a la hora de instalar ambos programas, cuando un “sistema de seguridad” con una pantalla oscura y todo el teatro, me advertía que estaba instalando software que podía ser peligroso y bla bla. “Estoy en problemas, como haré para proseguir”, pensé. Pero mis temores eran infundados, ya que para saltear al dichoso “sistema de seguridad” solo tuve que hacer click al botón de continuar y el programa de instalación siguió su normal curso. Memorable.

Pero lo que más quiero compartir con ustedes, es la instalación de la impresora multifunción, relativamente nueva, una HP 3100. Comencé con lo normal, seguí las intrucciones del cd, desenchufé la impresora, ejecute el instalador. “Error”. la p…!. Resulta ser, que el driver es para todos Windows menos este. Eso no fue un problema, ya que tenía internet, me descargué el driver (140Mib).

El problema fue ético, moral. ¿Cómo puede ser que la evolución de un sistema operativo vaya para atrás? ¿no se supone que la compatibilidad debiese aumentar?. En fin, saquen sus propias concluciones.