f10releaseHace unos días se me dio por instalar en la PC que utilizo para la Universidad Fedora 10 “Cambridge”, en la cual ya tenía instalado Ubuntu 8.10 “Intrepid Ibex”, las razones son por que me atraían los comentarios que daban vuelta por ahí y también quería probar un sistema operativo basado en empaquetado RPM solo para probar que tal era.

¿Qué esperaba?, esperaba encontrarme con un sistema distinto, con algunas variantes en los comandos, más rápido, mas personalizable, más de vanguardia.

¿Con que me encontré?, me encontré con algunos cambios estéticos mínimos, el sistema de empaquetado y de instalación de programas (Yum) y demás funciona bien, con solo un par de comandos agregué los repositorios necesarios para instalar los drivers privativos de mi Nvidia y dejar funcionando Compiz, debo decir que es un poco más lento que Apt, y en cuanto a las interfaces gráficas, Synaptic (Ubuntu) no encuentra rival.

En cuanto a la velocidad, creo que con Ubuntu están bastante parejos, por lo que no me sorprendí cuando me topé con un benchmarking que hacían en Phoronix comparando ambos sistemas.

La estética me gustó mucho, lo noto pulido y amigable, han hecho un buen trabajo.

Pero hay algo que me ha llamado mucho la atención, y es la comunidad de Fedora, la noto mucho más cerrada, son pocos los tutoriales creados por los usuarios y muchos menos los blogs que se entreguen a esta distribucion en particular, en los foros las cosas no se explican como en los de Ubuntu, parece más para elites. Eso es algo que me decepcionó bastante ya que dificulta el aprendizaje. Nada más. Gracias.

Copio una entrada que publicaron en la web de RedUSERS que me pareció bastante interesante, me gustaría que dejen sus comentarios al respecto.

¿Cómo llegó a valer tanto el sistema operativo de código abierto? En esta nota publicamos los resultados de un estudio realizado por Linux Foundation que comenta, entre otras cosas, la cantidad de personas y recursos invertidos hasta la fecha en Linux.

Según Linux Foundation, esta sería la cantidad de dinero que debería invertir una empresa desarrolladora de software si quisiera inventar un sistema operativo idéntico a la última versión de Fedora.

Tal es así que el simple acto de escribir solo el kernel de Linux demandaría algo así como 1.4 mil millones de dólares, teniendo en cuenta la contratación de un grupo de desarrolladores y su consecuente arsenal tecnológico.

Cabe destacar que la naturaleza del sistema operativo de código abierto ha sido generada por más de 1000 desarrolladores de 100 diferentes compañías que contribuyeron a lo largo de su historia en cada actualización del kernel. Sólo en los pasados dos años la Fundación estimó que 3200 desarrolladores y 200 compañías han contribuidos al kernel de Linux.

“Las compañías que participan en la economía Linux comparten los costos de investigación y desarrollo con sus partners y competidores”, deslizó Linux en un comunicado. “Esta extensión de la carga del desarrollo entre individuos y compañías ha dado lugar a un ecosistema grande y eficiente y a una innovación permanente del software”.

El proyecto Fedora es un vestigio de la distribución Linux de Red Hat, que data de 1994. La primera versión del kernel de Linux fue lanzada por Linus Torvalds en 1991.

Este estudio presentado por la Fundación es una actualización de un reporte elaborado en 2002, momento en el cual desarrollar desde cero el kernel de Linux costaba alrededor de 1.2 mil millones de dólares.

La cifra de 10.8 mil millones de dólares fue calculada por lo que actualmente costaría desarrollar las 204.500.046 líneas de código para Fedora 9 en relación al sueldo anual de un programador en los EE.UU. (75.000 dólares).

Así es, la gran enciclopedia abierta está cambiando sus servidores de Red Hat Enterprise Linux (RHEL) y Fedora a Ubuntu 8.04 LTS, lei esto cuando me paseaba por el blog de Steven J. Vaughan-Nichols.

Allí cuentan que han tardado varios años en realizar la transición debido a que son pocas personas trabajando (5) y hay muchos servidores para cambiar (400).

Creo que es una gran incursión para la gente de Ubuntu en cuanto al mercado de servidores. Para leer el articulo original, hacé click acá.

En la entrada anterior hablábamos de PowerTOP, leyendo por ahí, encuentro una noticia MUY interesante: “Booting Linux in five seconds”. Quienes han demostrado que Linux puede bootear en 5 segundos, son dos desarrolladores de Intel, y casualmente uno de ellos es Arjan van de Ven, el creador de PowerTOP.

El hardware que han usado es una Asus EeePC con disco de estado solido, en la cual corrían distribuciones de Fedora y Moblin modificadas, en la noticia cuentan que el tiempo de arranque fue menor al tiempo que le tomó al proyector sincronizarse… 🙂

Es muy interesante la noticia, y te aconsejo que la leas completa; lo importante de ésta, es comprender como realmente se puede optimizar el arranque del sistema.

Así es, para el agrado de sus ojos en este post les traigo algunas imágenes de distribuciones que están dando vueltas. Veamos!

1.- Debian: Aunque podemos elegir el entorno gráfico que imaginemos, en un principio se trata de un distribución espartana, no enfocada a tener un look espectacular, sino a tener una alta estabilidad y adecuación a nuestras necesidades. En esta imagen vemos la ultima versión (Lenny) con Gnome como escritorio. (www.debian.org)

2.- OpenSuse: La versión comunitaria de Suse, con excelente herramientas para la configuración (Yast) un muy logrado soporte de hardware y completísima documentación, la versión 11 con KDE 4.0 como escritorio se ve así. (www.opensuse.org)

3.- Fedora: Antes Fedora Core, es una versión comunitaria de Red Hat, quizás no sea muy amigable con usuarios noveles pero maneja de manera muy eficiente el tema de codecs multimedia, excelente prestaciones y seguridad así como actualizaciones permanentes. En la imagen estamos eligiendo un protector de pantalla en Fedora 9 con Gnome. (www.fedoraproject.org)

Ubuntu: La distrubucion del momento, desde hace ya algún tiempo, su creador pretende que sea la vanguardia en lo que respecta a esperiencia de usuario. Su look altamente customizable es un ejemplo seguido por muchos. (www.ubuntu.com)

DSL (Damn Small Linux): Dirigida a computadoras con escasos recursos de hardware corriendo en cualquier cosa que tenga más memoria que una paloma, su instalador ocupa tan solo 50 MB! (pendrive viejo) y conteniene todo lo que un usuario común puede necesitar. Quizás no tenga el “super look” pero se defiende. Mirá esa hoja de cálculo! (www.damnsmalllinux.org)

Sabayon: De lo más lindo que he visto, basada en algo “raro” de Gentoo. Todo en esta distribucion es para ostentar apariencia, Compiz, KDE y el buen gusto están a la orden del día. Miren esta imagen… (www.sabayonlinux.org).

Elive: Basada en Debian y con Enlightenment como escritorio, se basa entre un delicado equilibrio de belleza y consumo, pudiendo correr en equipos sumamente modestos y con una apariencia sumamente pulida. (www.elivecd.org).

Se que se podrian poner muchas más, pero me concentré en las que más me gustán a mi 🙂

Este es el punto fuerte de GNU/Linux, haciendo que los demás sistemas queden en vergüenza. Si estuviésemos en Windows, y quisiéramos instalar algún programa para escuchar música por ejemplo, deberíamos, primero saber que programa queremos, luego ir a la página de internet de dicho programa, descargarlo, probablemente buscar el serial  o el crack en alguna página clandestina (ojo con los troyanos), luego instalarlo y rezar para que no tenga spyware.

Vamos ahora a la parte que me gusta, en las distribuciones de GNU/Linux,para la instalación de programas, entran en juego los gestores de paquetes, que son aplicaciones que permiten la instalación de programas en base a paquetes (un programa puede estar formado por varios paquetes, el programa en sí, su interfaz gráfica, alguna librerías necesarias, etc).

Supongamos que nuevamente queremos instalar un programa para escuchar música, primero necesitamos saber el nombre del programa y luego, dependiendo que distribución de Linux estemos utilizando, tipearemos en una terminal lo siguiente (teniendo permisos de administrador).

  • En distribuciones basadas en Debian (Ubuntu, etc)
    • apt-get install nombre_del_paquete
    • aptitude install nombre_de_paquete

Deberemos anteponer la palabra sudo en caso de que no tengamos los permisos de administrador.

Ejemplo

$sudo apt-get install banshee

  • En Fedora
    • yum install nombre_del_programa

Ejemplo

$yum install amarok

De esta manera, los gestores se encargaran de bajar el programa de internet, así como todas las dependencias (librerías) e instalarlo para que luego solo tengamos que ir a buscarlo a nuestro menú de aplicaciones.

Pero no a todos les gusta usar el teclado, es por eso que existen las interfaces gráficas para los gestores de paquetes, que nos permiten buscar programas por su nombre, por su descripción, por categorías y mucho más. Hay para todos los gustos y les dejo algunas imágenes,

En Ubuntu, tenemos la opción de agregar y quitar programas que se ve así

Menú de agregar y quitar programas en Ubuntu
Menú de agregar y quitar programas en Ubuntu

Como vemos en la imagen, solo debemos tildar la aplicación que deseemos y será instalada de manera automática

Un gestor de paquetes con todas las letras
Synaptic: Un gestor de paquetes con todas las letras.

.

.

.

.

.

.

.

.

Para personas más exigentes también existe Synaptic que nos permite inspeccionar todos los paquetes instalados en el sistema, podemos agregar, eliminar entre otras opciones más especificas.

.

.

.

.

.

Packagekit en acción.
Packagekit en acción.

PackageKit pretende unificar la instalación de paquetes en un solo standard que unifique todas las distribuciones

.

.

.

.

.

.

.

Existen muchas más opciones, como la de Opensuse que puede instalar aplicaciones con un solo click. La experiencia de instalar se vuelve placentera.

En los últimos tiempos, he visto como muchos de mis amigos han ido adquiriendo equipos portátiles, en gran parte debido a su bajo costo. La mayoría de estos equipos viene con su sistema operativo (Windows Vista generalmente) previamente instalado, lo cual implica un aumento en el costo final del equipo.

Los usuarios finales de estos equipos, en general, no lo utilizan para jugar ni para tareas específicas como CAD y otras, ya que este tipo de aplicaciones tienen requerimientos muy particulares y por lo general, los equipos portátiles no están pensados para este tipo de tareas, por lo que el uso que se les suele dar, es para realizar trabajos es suites de oficina (procesadores de texto, hojas de cálculo, presentaciones, edición de imágenes), muchos lo usan para navegar en internet y algunos para programar.

Para agregar puedo decir que absolutamente todos mis amigos que han adquirido una notebook con Windows Vista, lo han eliminado y han instalado Windows XP (trucho).

Lo que yo personalmente hubiese echo, a la hora de hacer semejante inversión, es adquirir la notebook sin sistema operativo, e instalarle alguna de las tantas opciones de sistemas operativos libres que tenemos a nuestra disposición (Ubuntu, Fedora). Las cuales tienen excelentes suites ofimáticas y una completa gama de aplicaciones desde navegadores, mensajería instantánea, clientes de correo y mucho más

De esta forma podría enumerar algunos pros y algunas contras de mi decisión

Pros

  • Nos ahorramos la licencia del Vista.
  • Tenemos un sistema operativo completo, gratis y sin soft trucho.
  • Es casi inmune a virus y demás pestes que andan por ahí.
  • La batería nos durará más, ya que el sistema utiliza menos recursos al no necesitar antivirus que scaneen el sistema y demás soft de protección.
  • Usamos software libre!

Contras

  • Alguna incompatibilidad con cierto hardware.

Con respecto a esta contra deberemos tener algún cuidado a la hora de seleccionar nuestra notebook, en mi experiencia, recomiendo los productos basados en Intel Centrino, los cuales tienen un excelente soporte de hard por parte de intel en cuanto a drivers, por lo que no necesitaremos instalar absolutamente ningún driver y todo el sistema funcionará “out of the box” sin problema alguno con la mayoría de las distribuciones disponibles.